lunes, 15 de junio de 2009

espinosaurio

Tamaño [editar]
Comparación de los tamaños de los terópodos gigantes

Apenas descubierto, los espinosaurios han sido unos de los contendientes a el mayor terópodo del Mesozoico. Sin embargo Friedrich von Huene[6] y Donald F. Glut,[7] con décadas de diferencia lo colocaron entre los más grandes o entre los que alcanzaban o superaban 6 toneladas de peso y los 15 metros de largo. En 1988, Gregory S. Paul lo colocó como superando los 15 metros pero con una masa muscular más baja.[5] Recientes estimaciones basadas en nuevos especímenes, coloca al espinosaurio entre 16 a 18 metros y 7 a 9 toneladas.[1] Al menos una publicación lo coloca entre las 12 a 19 toneladas y los 17,5 metros de largo, cosa que sale de comparar la mayor vértebra conocida con la mayor del barionix[1]. Esto implicaría un enorme tamaño, demostrando que el del holotipo no había alcanzado su desarrollo total.[8] [9] . Sin embargo el autor de estas estimaciones recientemente ha reducido su tamaño a uno similar al dado por Dal Sasso et al[10] [11] .

François Therrien y Donald Henderson, en un estudio reciente, han usado el tamaño del cráneo para sus estimaciones, han calculado una longitud de entre 12 y 14 metros y un peso de entre 12 a 20 toneladas.[12] . Su estudio ha sido criticado por los ejemplares que usan para la comparación, a miembros de tyrannosauridae y carnosauria, con una constitución física distinta y los problemas inherentes a la reconstrucción del cráneo.

Vela (Aleta dorsal) [editar]

Los espinosaurios eran inusuales, pero otros dinosaurios en el misma área como el ornitópodo ouranosaurio y el saurópodo Rebaquisaurio, también la poseían como adaptación de las espinas neurales. La vela posiblemente era análoga a la de los dimetrodontes en el período Pérmico que viviera millones de años antes que los dinosaurios aparecieran. Jack Bowman Bailey recientemente ha postulado que más que una vela esa estructura era una joroba, y soportaba resevas de grasa más que una estructura de piel.[13] . Esta discusión se acabará con la aparición de nuevos ejemplares más completos.[14]

La función es incierta; los científicos han propuesto muchas hipótesis incluyendo, la termorregulación o como vidriera para exhibirse. Otra cosa que se ha dicho es que servía para verse más grande e intimidante.

La vela poseía muchos vasos sanguíneos que se podían usar para absorber calor. Esto implicaría a que el animal era solo parcialmente de sangre caliente y vivía en zonas donde la temperatura tenía gran amplitud térmica. Es de notar que espinosaurio y ouranosaurio vivían a los márgenes de un desierto, lo que explicaría esto. También es posible que lo ayudaran a eliminar el exceso de calor producido. Los animales grandes tienen muy poca área de intercambio con respecto a su masa, lo que le dificulta la pérdida de calor, el elefante africano posee grandes orejas para poder disipar el exceso de calor. Las velas agregarían gran área de contacto con un aumento mínimo de masa. Colocándose de frente al viento, el animal disiparía eficientemente el calor absorbido.[15]

Hoy en día muchos animales poseen estructuras llamativas para atraer a la hembra, pudiendo ser esta una de las funciones de la vela. Stromer especulaba que los distintos sexos poseían espinas neurales de distinto tamaño.[16] En ese caso pudo haber tenido un gran colorido, por lo menos en época de apareamiento. Finalmente estas funciones no son incompatibles, por lo que probablemente era todo a la vez.

Postura [editar]

Aunque tradicionalmente los espinosaurios son considerados bípedos, es probable que en algunas ocasiones adoptaran la postura cuadrúpeda.[7] [17] [14] Eso se ha visto sustentado con el descubrimiento del barionix, y sus robustos brazos. Probablemente alternaran entre las dos posturas.[18]

Historia [editar]

Los primeros restos de espinosaurios fueron encontrados en la Formación Baharija en el Oasis de mismo nombre en Egipto en 1912, y nombrados por el paleontólogo alemán Ernst Stromer en 1915.[16] Fragmentos de un segundo ejemplar que incluían arcos neurales y parte de los miembros delanteros fueron llamados "Spinosaurus B" en 1934 por el mismo Stromer, aunque este pensó que se trataba de otras especie como el carcarodontosaurio o el sigilmasasaurio.[19] [20] Algunos de los restos fueron dañados durante el transporte al Deutsches Museum, Múnich, Alemania, y el resto destruidos por los bombardeos aliados en 1944.

Dos especies de espinosaurio han sido descriptas Spinosaurus aegyptiacus de Egipto y Spinosaurus marocannus de Marruecos. S. marocannus originalmente propuesta por Russell como una nueva especie a partir de una vértebra del cuello.[20] Sin embargo la mayoría de los autores considera que una vértebra cervical puede variar de ejemplar a ejemplar y consideran a S. marocannus sinónimo de S. aegyptiacus.[10]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada